Blog

Cómo instalar un sistema wifi en bares, restaurantes, hoteles,...

Muchas cafeterías, restaurantes, establecimientos hoteleros,... quieren disponer de un área de WIFI pública para sus clientes (atrae y fideliza clientes por muchos factores). Sin embargo, al momento de dar el paso, la incomprensión de las cuestiones tecnológicas dificultan la implantación.

Estas son las principales cuestiones que debes conocer y tener muy en cuenta:

¿WIFI público gratuito o de pago?

Los usuarios ya se han acostumbrado a disponer de WIFIs públicas sin tener que pagar por ello; es la opción más común y extendida. Aún así, tienes la posibilidad de cobrar y/o limitar indirectamente su uso: "Obligar" a consumir para poder usarlo, limitar el tiempo de uso, condicionar la velocidad de conexión de cada usuario,... Más adelante veremos como conseguirlo.

¿Red compartida o aislada de la red interna?

Compartir con tus clientes la misma red que utilizas para la gestión de tus equipos pone en peligro la privacidad de tus datos, así como la del resto de usuarios conectados. Usar el mismo router que te brinda tu operadora (Telefónica, Vodafone, Orange, Jazztel,...) sin modificar la configuración de red es una muy mala opción. Existen muchas soluciones que permiten limitar ese reparto.

¿Le ponemos una misma encriptación o palabra clave para todos?

Esta es quizás la pregunta que más os hacen, y la respuesta es simple: la clave de encriptación WEP/WPA (es decir, la clave de acceso a nuestra WIFI), no debe de ser conocida para todos por igual. La explicación es simple, si hoy doy una clave genérica a un cliente, ¿cuánto tardarán el resto de clientes en conocerla sin tan siquiera consultármelo o pedirme permiso? ¿Cuánto tardará el que pasea por la calle en sentarse en un banco público o el vecino de arriba en estar conectado a mi red wifi sin ningún beneficio para mí? ¿en una mesa de cuatro, donde solo consume uno, cuánto tardarán los otros tres en conectarse gratis y sin consumir nada?... Perdemos el control del entorno a menos que apaguemos el punto de acceso (router) o cambiemos la clave todos los días. También vamos a ver como solucionar este problema.

¿Limitamos el tiempo de conexión?

Es muy importante que quede claro que tu establecimiento no es una oficina privada. Si quieres evitar que cualquier cliente ocupe una mesa o un puesto durante horas con una consumición mínima tendrás que limitar el tiempo de conexión permitido asociado a cada consumición. Además, puedes pensar que alguien así no te resulta molesto porque tienes mesas/puestos de sobra; pero ten en cuenta que ese cliente está ocupando ancho de banda de tu red WIFI, lo cual perjudicará al resto de usuarios que conecten.

¿Controlamos y monitorizamos las conexiones?

A pesar de que puede parecer intrusivo para la privacidad de nuestros clientes, es muy importante conservar un registro de todas las conexiones de forma automática por si alguien comete un delito informático de forma intencionada o no. Hay que tener en cuenta que aproximadamente el 85% de los delitos informáticos se realizan a través de redes WIFI mal gestionadas. ¿Te imaginas que utilizan tu red wifi para que un pedófilo suba o descargue fotos pornográficas de menores? ¿Te imaginas que alguien utiliza tu red para amenazar a un tercero? ¿Qué pasaría si se utilizase tu red wifi abierta y sin control para que alguien cometiese un delito, robo de números de cuentas corrientes, contraseñas,...? El culpable en todos estos casos podrías ser tú. Para ello se creó la Normativa Europea 2006/24/CE, la cual debemos cumplir.

¿Qué equipo wifi pongo?

Pues depende de qué calidad de red deseas, del tamaño del área donde deseas ofrecer la WIFI,... Hay multiples posibilidades; estas son las más habituales:

  • Un punto de acceso simple. Es la opción más "rígida" y no permite gestión de los clientes conectados. Consiste en instalar un punto de acceso exclusivo para nuestros clientes (por ejemplo un simple router con configuración básica). No podremos configurar y/o limitar la conexión de nuestros clientes. Esta opción sólo es recomendable si podemos controlar personalmente qué hacen en nuestra red.
  • Un hotspot. Es la mejor opción. Con él lograremos gestionar que los clientes se conecten de forma fácil y sencilla, y ofrecer un servicio de calidad sin que el propietario deba ni tener conocimientos informáticos ni gestionar complicados equipos. Permite controlar:
    • Quién se conecta
    • Cuándo se conecta
    • Cuánto tiempo estará conectado
    • Qué ancho de banda le vamos a dar
    • ...

    Dependiendo del hotspot elegido, será posible casi cualquier tipo de configuración que se nos ocurra. Los tipos más extendidos son:

    • Sistema que añade a nuestros tickets (recibos, facturas,...) una clave de acceso personalizada. Mediante tal clave el cliente podrá acceder por un tiempo limitado a la red (además de que podemos haber establecido otras limitaciones como la velocidad de conexión, filtros para evitar accesos a webs no deseadas,...).
    • Sistema con impresora de tickets independiente. Permite desvincular la generación de claves de los consumos de usuario (o vincularlo a lo que queramos).
  • Un portal cautivo (o captivo). No es una solución por sí sola, sino que se suele usar combinado con otras opciones. Es un programa que controla el tráfico de la red y fuerza a los usuarios a pasar por una página web que actúa de pasarela (por ejemplo pidiendo usuario y contraseña). Es útil para filtrar y controlar quien accede, y también puede servir para mostrar publicidad o mensajes a los usuarios antes de conectar. Además, podemos configurar que el portal se encargue de hacer que cada nueva sesión caduque al cabo de un tiempo, que controle el ancho de banda usado por cada cliente,...

Si todavía tienes dudas o necesitas ayuda para instalar la red WIFI en tu cafetería, terraza, hotel,... deja tu comentario o contáctanos de manera privada.

Comentarios

¿Cuánto cuesta la instalación?

Hola Patricio,

Me gustaría saber qué cantidad de dinero le supone a un hotel ofrecer WiFi. Por ser más concisa tomemos el siguiente ejemplo: un hotel con 100 habitación, supongamos que 2 dispositivos de media por habitación y en total unos 5.000m2 a abastecer.

¿Así a ojo de cuánto dinero estaríamos hablando?
Muchas gracias!
Emma.

Imagen de Patricio J. Martínez

¿Cuánto cuesta la instalación?

Hola Emma, el precio puede variar mucho según circunstancias; por ejemplo: nº de plantas del hotel, m² por planta, posibles interferencias, equipos que proporciona el proveedor de Internet, tipos de seguridad que se desean implementar, acondicionamiento de los lugares de instalación,...

A priori, con los datos que aportas, te recomendaría lo siguiente:

30 puntos de acceso Wifi (aproxidamente 1 cada 150m²). El precio de cada punto de acceso puede variar desde unos 30€ hasta 250-300€ (según modo de conexión, de configuración, de alimentación, compatibilidades, marca, cantidad de conexiones simultáneas soportadas por equipo,...).

Un equipo central que incluya funcionalidad de servidor, de cortafuegos, de hostpot,... El precio puede variar a partir de unos 600€ hasta 3000-4000€ (según posibilidades y facilidades de configuración, compatibilidades, marca, cantidad de conexiones soportadas,...).

A eso deberás agregar la mano de obra de la instalación, los desplazamientos, el material extra necesario (cableados, diseños de interfaces,...),...

Si quieres mándame un correo a PJMartinez@EmiTT.es y podemos concretar un poco más ;)

WiFi

Con unos 700 euros para la duda de Enma sería suficiente nosotros confiamos en soluciones ********* y alucinas... la de posibilidades y que eficiencia ... brutal.

Imagen de Patricio J. Martínez

Hola LARA, el precio que das

Hola LARA, el precio que das no es para nada realista. No es lo mismo ofrecer "wifi gratis" en un puñado de habitaciones, sin cumplir la LOPD, sin cuidar altamente la seguridad de la red y realizando una instalación "casera", que ofrecer wifi en un hotel de más de 100 estancias con una red en la que quedarán expuestos gran cantidad de equipos que pueden despertar el "interés" de ciberdelincuentes y cuya velocidad de conexión debe estar balanceada para evitar cuellos de botella. Además, el precio no sólo depende de los equipos elegidos (y de elegirlos bien); también es necesario instalarlos, configurarlos y adaptarlos para cada caso, y pasar una etapa de pruebas y garantía. Y eso son sólo algunos de los detalles a tener en cuenta.

Los precios han bajado mucho desde 2015-2016 (que es de cuando datan el post y los comentarios anteriores), pero no tanto. Por poner un ejemplo, hoy, en 2018, los 700€ que mencionas no llegan ni para comprar los routers, switches y puntos de acceso necesarios en el ejemplo expuesto; ni siquiera eligiendo equipos de "marca blanca", baja calidad y teniendo el hotel preinstalado todo el cableado necesario.

Añadir nuevo comentario

No permitir HTML en comentario

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.