Blog

Muerte Orgánica, principio del fin de tu empresa

La Muerte Orgánica es el cese de la actividad de la empresa en las redes sociales. Algo que tiene más consecuencias de las que habitualmente pensamos; por ejemplo, ¿qué opinarán clientes potenciales y nuevos contactos al ver la página de Facebook de tu negocio descuidada y abandonada?. Puede que el título de este post sea demasiado apocalíptico, pero cada vez más el abandono de las redes sociales anticipa un estancamiento del propio negocio.

Los principales motivos que dan lugar a la Muerte Orgánica y sus soluciones son:

Falta de definición de estrategia, objetivos y planificación.

Muchas empresas iniciań su andadura en el mundo de las redes sociales de manera forzada y sin ningún tipo de conocimientos en marketing digital. Eso hace que vayan dando "palos de ciego", lo que suele llevar a que eso se convierta en un gasto de tiempo y recursos inútil que antes o después se decide reducir.

Es necesario formarse e informarse, porque los perfiles en redes sociales de empresa no se gestionan como los particulares. Algo tan básico como establecer un presupuesto para las acciones en redes sociales, acotar el tiempo que se les dedicará y analizar las cifras de cada red (seguidores, interacciones,...) puede cambiar esto.

Irregularidad

Cuando las redes sociales están en segundo plano para la empresa es habitual que la regularidad de publicación sea escasa o nula. Pasar varios días sin publicar para luego "soltar" en 15 minutos un puñado de contenidos desconcierta a tu audiencia. Así es casi imposible generar engagement, y más pronto que tarde acabarán ignorándote. Ademas, el exceso de frecuencia de publicación (el "todas de golpe") puede incluso molestar a tus seguidores.

Todas las audiencias (sea el nicho que sea) se ajustan a sus patrones particulares. Tu frecuencia y regularidad de publicación debe ser acorde a los patrones de la audiencia que deseas. Si no puedes respetar esos patrones busca herramientas que te permitan hacerlo o delega.

Contenidos mal planteados

Muchas veces la estrategia se convierte en un "publican por publicar" que no da los resultados esperados. Esto es así porque las publicaciones son irrelevantes o no interesan como se espera.

La creación de contenido requiere tiempo y dedicación, pero no basta con eso. Cada publicación debe tener ese "algo" que conecta con tu audiencia, que la mueve a interactuar y a hablar de ti. El autobombo no tiene ningún sentido si no hace sentir nada a tus seguidores.

Elección errónea de las redes sociales

Con demasiada frecuencia se decide estar sólo en Facebook. Sin atender a que con la saturación de empresas y publicaciones parfticulares en esta red se acaba pasando desapercibido.

Ya no hay que ceñirse sólo a Facebook. Es mejor probar y estar en varias plataformas. Hay redes sociales especializadas para casi todos los sectores, y también es interesante seguir las tendencias. Por ejemplo, Instagram ha disparado el número de usuarios en el último año y todavía no está saturada de negocios y marcas; o en el caso del sector hotelero, TripAdvisor tiene mucha más repercusión el mismísimo Facebook.

Mucha actividad en redes sociales, pero poca de la empresa

¿tus publicaciones realmente están relacionadas con tu empresa, con tus productos, con tus servicios? ¿Pasas horas y horas sólo observando e interactuando con los contenidos de los demás? ¿Republicas muchos contenidos ajenos y pocos de "cosecha propia"? Si haces todo eso es normal que no obengas buenos resultados.

Lo mejor que puedes hacer es limitar tu tiempo dedicado al socialmedia y procurar dedicarlo a acciones relacionadas con tu empresa. Por supuesto, establecer contacto e interactuar debe formar parte de tu estrategia, pero no debes perder el norte.

Las redes sociales no son tu herramienta de marketing

A veces se deposita un exceso de confianza en las redes sociales para aumentar las ventas, centrando demasiada energía en ellas.

Si tras corregir los puntos anteriores y pasado un tiempo sigues sin obtener rentabilidad, sí es el momento de aparcarlas. Pero sé elegante y no las abandones tal cual. Despídete de la audiencia redirigiéndola a los medios en donde te centrarás a partir ahora.

Espero que estos consejos te sirvan para evitar la llamada Muerte Orgánica de tu negocio. Y si tras leerme crees que te convendría un poco más de ayuda, no dudes en contactarnos ;)

Añadir nuevo comentario

No permitir HTML en comentario

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.