Aplicaciones y soluciones web (Cloud computing)

Aplicaciones y soluciones web (Cloud computing)

La gestión empresarial y administrativa evoluciona tan rápido como posibilidades ofrecen Internet y las nuevas formas de conectividad. Por ello surgió el "cloud computing" o "computación en la nube" como paradigma que permite ofrecer servicios a través de internet. El cloud computing representa un cambio importante en cómo procesar la información y gestionar negocios e información.

Seguro que tienes grandes ideas para simplificar tu negocio y aumentar las ventas, pero para eso se suelen necesitar aplicaciones empresariales y estas siempre han sido muy caras y tienen detrás un complejo universo. Pueden necesitar un centro de datos, espacio de oficina, alimentación, redes, servidores, almacenamiento, un enrevesado equipo de software, entornos de desarrollo/pruebas/producción y al menos un experto para instalar, configurar y ejecutar. Además, si hay un problema e intentas hablar con el servicio de asistencia técnica, "buena suerte", ya que habitualmente no tienen ni idea y le echarán la culpa a otro. Y cuando aparezcan nuevas versiones podrías atualizar, pero tal vez destruiría todo el sistema. Si multiplicas estos quebraderos de cabeza por varias aplicaciones, se comprende porque las empresas no consiguen las aplicaciones que necesitan.

Con la "computación en la nube", en lugar de ejecutar las aplicaciones uno mismo se hace en un centro de datos compartido. Así puedes comenzar rápidamente y a un coste menor. No necesitas servidores y almacenamiento, ni un equipo técnico, ni realizar actualizaciones,... Tan sólo necesitas iniciar sesión, personalizarla y empezar a usarla. Puedes empezar a trabajar en un par de días. Además resultan ser más adaptables, más seguras y más fiables que la gran mayoría de aplicaciones del mercado.

Cuestan menos porque no tienes que pagar la totalidad de personal, productos e instalaciones necesarios para que funcionen. Se basan en una arquitectura multiusuario, es decir, no hay una copia para cada usuario que la vaya a usar, sino una única aplicación que comparte todo el mundo. El usuario no tiene que realizar las actualizaciones, de modo que sus aplicaciones optienen automáticamente las mejoras de seguridad y rendimiento, y las nuevas funciones. No tendrás que adquirir nada, todo se reduce a una suscripción predecible o a una única instalación en un servidor.

A estas ventajas latentes se incorporan otras que hasta ahora no tenían las aplicaciones. La posibilidad de acceso en cualquier lugar y en cualquier momento o el pago bajo demanda son algunas de ellas. Muchas de las oficinas de autónomos y pequeñas empresas se están trasladando a los dispositivos móviles; esto no sólo significa que el negocio se puede hacer en cualquier lugar y a cualquier hora, sino que las soluciones de gestión son cada vez más sencillas y la inteligencia de negocio es más consumible y práctica.

Respecto a la seguridad de los datos sensibles, en muchas ocasiones escuchamos a los empresarios más escépticos respaldar el uso de otros modelos tradicionales justificando la inseguridad que produce que sus datos estén "en internet". Sin embargo, esto es un error. Realizamos transacciones de grandes cantidades de dinero a través de Internet y confiamos en bancos y otras entidades que ya utilizan esta tecnología sin reparo. La seguridad no depende del "dónde", sino del "cómo".

Para finalizar, la premisa de este servicio es que cualquier empresa, por pequeña o grande que sea, puede necesitar un determinado programa que le haga la vida más fácil y que este programa, si no se ha creado, se puede crear. La informatización de las tareas aumenta el nivel competitivo y cuanto más profundo sea el uso de las nuevas tecnologías, la mejora en la gestión será más evidente y sus beneficios más palpables.

¿Quieres más información? Contacta con nosotrosFormulario de contacto