Soluciones de backup, almacenamiento y Big-Data

Soluciones de backup, almacenamiento y Big-Data

No hacen falta muchos estudios para saber que el volumen, variedad y velocidad de información que manejan las empresas crece exponencialmente. esta coyuntura plantea un importante dilema: ¿como capturar, almacenar, gestionar, analizar y aprovechar semejante avalancha de datos?

Las soluciones de copia de seguridad (backup) y de recuperación ante desastres cobran mayor relevancia en este contexto, porque la pérdida de información puede ser devastadora. Hoy las empresas no se pueden permitir retrasos, perdidas de ingresos y productividad a causa de un fallo, corrupción de datos o ataques de virus, o por desastres inesperados como catástrofes naturales, incendios, accidentes,... Deben ser capaces de recuperarse lo más rápidamente posible, tanto en el ámbito físico como en el virtual, y esto obliga a simplificar y automatizar el backup y los procesos de recuperación.

Pero, entre las diferentes formas de adoptar estos sistemas, ¿Cuál conviene según propias necesidades y características?

Las opciones para adortar estas tecnologías son variadas y flexibles para amoldarse a las necesidades concretas. En ese aspecto, la solución híbrida de backup, que combina los elementos que más convengan, es la elección con más capacidad para ajustarse a las particularidades de cada negocio, como un traje hecho a medida.

Y... ¿cuáles son las opciones existentes para desarrollar esa solución híbrida? Pues básicamente dos:

  • Backup en la nube (SaaS). Esta es la opción ideal para aquellos que:
    • no dispongan de personal TIC
    • manejen paquetes de datos pequeños (aunque conviene tener en cuenta el ancho de banda para cuando los paquetes sean más grandes)
    • tengan pocas aplicaciones y bases de datos en servidores locales
    • no necesiten hardware para realizar copia de seguridad
    • prefieran soluciones en la nube por sus ventajas: agilidad, bajo costes iniciales, el pay-as-you-grow (paga según creces),...
    • tengan oficinas remotas a las que el backup online les permita olvidarse de realizar backups y les permita centrarse en su labor concreta
  • Backup con disco local directo. Esta modalidad integra hardware y software e interesa especial mente a aquellos que:
    • tengan personal TIC limitado (1 ó 2 personas), porque con el software y el hardware preintegrados se permite que la solución la pueda manejar un empleado o socio
    • tengan una imperiosa necesidad de recuperación de archivos y aplicaciones, porque los discos locales permiten recuperación más rápida
    • estén pensando en comprar un nuevo equipo de hardware (en cuyo caso se debe considerar comprar hardware y software juntos para obtener una solución integral)
    • tengan necesidad de realizar copias instantáneas de oficinas remotas, porque se puede gestionar manualmente llevando el disco allí.
    • prefieran tener el disco local porque de esta forma se puede realizar el backup y después reproducir una copia a otra infraestructura.

A todo lo detallado hasta ahora hay que añadir que en los últimos tiempos ha surgido un nuevo concepto, llamado Big-Data, que genera un inmenso volumen y variedad de datos que se mueven a gran velocidad en tiempo real, producido por la confluencia de diferentes tendencias dentro del universo digital: movilidad, redes sociales, aplicaciones, reducción del precio de la banda ancha, internet en todas las cosas, cloud computing,...

Todo ello manifiesta la necesidad de un almacenamiento de datos inteligente que sea capaz, no sólo de guardar y analizar esa gran cantidad de información, sino también de interceptar, combinar, administrar y gobernar los datos para conseguir generar un valor que represente una ventaja competitiva.

Más allá de los resultados del análisis y procesamiento de datos, el Big-Data implica también qué hacer con todo ello, para qué utilizarlo sea provechoso y útil. Las técnicas y estrategias del Big-Data permiten el desarrollo de nuevas ideas, mayor rapidez en la toma de diciones, replanteamiento de iniciativas empresariales, identificación de problemas operativos, desarrollo e innovación de productos y servicios, mayor conocimiento de nuestros clientes (o socios, o trabajadores,..), mayor entendimiento del mercado,....

En pocos años hemos pasado de la "era de la información" a la "era del conocimiento", y esta es ahora la que marca la diferencia. Ignorar esta nueva circunstancia puede suponer grandes riesgos, pouesto que:

  • La variedad y complejidad de datos y fuentes puede llevar a la vulneración de determinadas normativas de seguridad y privacidad de datos.
  • La voluminosa cantidad de información puede llevar a una confusión que nos impida ver las oportunidades y amenazas dentro y fuera de nuestro propio negocio, y perder así competitividad.
  • La velocidad y flujo constante de datos en tiempo real puede afectar a las ventas, a la atención al cliente,...

Toda esta información incluye e-mails, videos, documentos, etiquetas RFID, conversaciones de social networking, redes de sensores y dispositivos, índices de búsqueda, condiciones ambientales, redes sociales, exploraciones médicas, información gubernamental, historial de pulsaciones, archivos de música, textos, transacciones online, incidencias telefónicas,... y todo aquello que pueda ser digitalizado y transformado en datos. Las herramientas tradicionales de análisis como ETL, bases de datos, BI,... se quedan cortas para abordar tan variada y desestructurada información, y es necesario implementar técnicas capaces de procesar Big-Data y extraer las ventajas competitivas. Ahora se trata de utilizar frameworks preparados para el procesamiento intensivo de datos. Por ejemplo, las grandes empresas ya utilizan Hadoop, BigQuery, Yahoo Genome,...

¿Quieres más información? Contacta con nosotrosFormulario de contacto